REPERCUSIÓN DEL IBI EN CASO DE VENTA

Con el criterio que resulta de la Ley de Haciendas Locales, al establecer que el Impuesto sobre Bienes Inmuebles se devenga el primer día del periodo impositivo, o sea, el primero de enero de cada año, los compradores se negaban a pagar la parte proporcional que les correspondiera según la fecha de compra.

Ahora, una sentencia del Tribunal Supremo de 15 de junio establece que “la regla general, en caso de ausencia de pacto en contrario, será que el vendedor que abone el IBI podrá repercutirlo sobre el comprador, en proporción al tiempo en que cada una de las partes haya ostentado la titularidad dominical y por el tiempo que lo sea”.

El Tribunal se basa en que la misma Ley de Haciendas Locales establece que el sujeto pasivo puede repercutir la carga tributaria según las normas del derecho común, por lo que la norma general, si no se ha pactado nada, ahora resulta ser la de la repercusión proporcional.