Breve cronología del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD)

Este impuesto recae, entre otros supuestos, en la constitución de derechos reales, préstamos, fianzas... O sea, se devenga cuando pedimos un préstamo garantizado con hipoteca. Actualmente es un 1'5% del total de la garantía.
El reglamento de este impuesto, artículo 68, establecía que en las escrituras de hipoteca el sujeto pasivo, el que pagaba, era el prestatario (el que recibía el préstamo), por lo que las entidades bancarias lo sumaban a todos los demás gastos .
El pasado 16 de octubre, una Sentencia nº 1505/2018, de la Sala Tercera, de lo Contencioso - Administrativo, del Tribunal Supremo cambió la situación, decidiendo que era más lógico que lo pagaran los bancos, pues sólo a ellos interesaba que se hiciera en escritura pública, se pagaran impuestos y se inscribiera en el Registro la Propiedad, como requisitos para poder ejecutar la hipoteca en caso de impago (para los usuarios se podría hacer perfectamente en una servilleta de papel). La misma sentencia, en la parte que le era contradictorio, anulaba el artículo 68, ya mencionado.
Aún dos sentencias más, del mismo mes de octubre, ratificaban la primera.
A partir de aquí los medios se hacían eco de que todos los que tuvieran hipotecas podrían pedir la devolución de este impuesto y la única duda era hasta cuantos años atrás sería aplicable.