Alquiler de viviendas. Estado de alarma. Real Decreto Ley 11/2020 de 31 de marzo. Medidas de apoyo para los hogares vulnerables. Suspensión de los procedimientos de desahucio.

Mientras dure el estado de alarma, no corren los plazos de la gran mayoría de los procedimientos civiles, incluidos los desahucios por impago o finalización del contrato.
El artículo 1 del Decreto que comentamos establece que cuando se levante el estado de alarma y vuelvan los juzgados a la normalidad, los desahucios (y los lanzamientos que de ellos se derivan) se podrán suspender por un plazo máximo de seis meses.
Para ello el inquilino tendrá que pedir y cumplir todos los siguientes requisitos: acreditar que el estado de emergencia sanitaria le ha producido una pérdida de ingresos; que la unidad familiar gana menos de unos determinados baremos; que el alquiler, más los suministros del hogar, suponen una cantidad superior al 35% de los ingresos de la unidad familiar; y que nadie de la unidad familiar es propietario o usufructuario de una vivienda en España.
Todo esto lo deberá acreditar cumplidamente presentando la documentación establecida en el artículo 6 del mismo decreto.
Si se dan todos los requisitos, el Juzgado lo comunicará a los servicios sociales competentes para que adopten, en el indicado plazo máximo de seis meses, las medidas que consideren...
Pero entonces, el propietario puede hacer lo mismo! Mediante la misma documentación y requisitos el propietario puede demostrar que está en situación de vulnerabilidad, que necesita cobrar los alquileres y que la vivienda quede libre para buscar un nuevo arrendatario. En este caso, el Juzgado también comunicará esta circunstancia a los servicios sociales correspondientes, para que se repiensen lo que hayan decidido respecto del inquilino....
Confiemos en tener unos servicios sociales ágiles y con suficientes recursos para dar solución a estos conflictos de intereses!