Alquiler de viviendas.Estado de alarma. Real Decreto Ley 11/2020 de 31 de marzo. Medidas de apoyo para los hogares vulnerables. Prorroga extraordinaria de los contratos de arrendamiento de vivienda habitual.

El artículo 2 de este Decreto establece que los contratos de alquiler de vivienda habitual en situación de prorroga obligatoria o voluntaria, que finalicen en el período comprendido desde este primero de abril hasta dos meses después de que se levante el estado de alarma, se alargarán seis meses más, en las mismas condiciones pactadas, siempre que lo solicite el inquilino y lo acepte el propietario.
El sentido de esta aceptación por parte del propietario es confuso en la ley, pues acaba afirmando que esta prórroga "deberá ser aceptada por el arrendador". ¿Quiere decir esto que es obligatoria para el propietario? ¿O quiere decir que si el propietario no la acepta, no hay prorroga?
No queda claro. Pero si fuera este segundo supuesto, la norma sería papel mojado.