FINALMENTE EL ESTADO DICTA UNA NORMA PARA APOYAR A LOS INQUILINOS DE LOS LOCALES CERRADOS.

Mediante un Decreto Ley publicado el 22 de abril, y que entra en vigor al día siguiente, se establecen medidas para los autónomos y personas jurídicas, arrendatarios de locales de negocio, cuya actividad esté suspendida por la declaración del estado de alarma o se les haya reducido la facturación en más de un 75 por ciento, respecto del mismo trimestre del año anterior.
¿Y cuáles son estas medidas? Pues el artículo 2.1 del Decreto que comentamos leemos que el inquilino, en el plazo de un mes, podrá pedir al propietario "el aplazamiento temporal y extraordinario en el pago de la renta", sin más explicaciones de cuándo y cómo se deberá abonar, una vez levantado el estado de alarma.
Lo que sí añade la norma es que las partes podrán disponer de la fianza, a fin de que el propietario la destine a cobrar alguna mensualidad, lo que en Cataluña tendrá poco recorrido, pues todos las tenemos depositadas en el Incasòl.